miércoles, 9 de noviembre de 2011

Técnicas de estudio


El aprendizaje es un proceso de adquisición de habilidades y conocimientos que se produce a través de la enseñanza, la experiencia o el estudio.

Respecto al estudio, que depende del esfuerzo y trabajo que se dedica para aprender algo, se necesita una actitud activa, donde quien estudia asuma su protagonismo y supere la pasividad.

En la adquisición de los hábitos y técnicas básicas, la colaboración de los padres y madres se considera fundamental.

Acostumbre a su hij@ a que, al finalizar el tiempo de estudio, revise su material escolar y ordene su mochila para asegurarse de que le entrega las notas de los profesores, los exámenes, y no olvida el material para el día siguiente.

Si se ha ido interiorizando un buen hábito y se han iniciado las técnicas de estudio, su hij@ podrá poner en marcha sistemáticamente una serie de estrategias más elaboradas que van a presentarse a continuación:

Prelectura: lectura rápida y global, previa a la explicación, para identificar los apartados del tema y la temática del mismo. Se puede aprovechar para descubrir qué se sabía antes sobre el tema y contrastar con lo que ahora se presenta. Así se podrá preguntar lo que más cuesta entender o pedir información sobre lo que más interesa.

Lectura de comprensión: se trata de dedicar la misma tarde del día en el que se explica el tema o alguno de sus apartados en clase, para realizar una lectura comprensiva del mismo.

Se intentará identificar la idea principal y los detalles o ideas complementarias de cada uno de los apartados con sus correspondientes párrafos. Es importante ayudarse de las ilustraciones, mapas, gráficos, etc. que completan la información escrita. Si cuando se hace la lectura comprensiva surgen dudas, es necesario anotarlas para preguntarlas al profesor/a y anotar las aclaraciones del mismo para luego releerlas y completar los apartados que no quedaban claros.

Subrayado: le realiza inmediatamente después de la lectura comprensiva (si ya hay mucha práctica, se puede realizar en paralelo). Se subrayará lo más importante (ideas principales, conceptos claves, palabras técnicas, datos, fechas, etc.) y aquello que haga recordar el resto de detalles.

Hay que subrayar lo justo, ni poco (porque se pierde información) ni mucho (porque entonces el subrayado no sirve de nada). Es útil utilizar símbolos como exclamaciones, asteriscos, flechas, etc. para recalcar aspectos importantes y ayudar a retener la información.

Esquema-Resumen: se realizará una vez hechos los pasos anteriores. Se debe incluir toda la información a aprender, extraída del subrayado. Se trata de tener toda la información importante organizada para que pueda visualizarse de un vistazo.
Es bueno utilizar distintos colores y marcar las ideas y datos importantes, ayudará a la memorización. Se pueden hacer distintos tipos de esquemas, pero el más utilizado es el “esquema de llaves”.

Memorizar: se deberán dejar al menos dos tardes libres para poder memorizar los contenidos trabajados a través del resto de técnicas. Para ello, se irá realizando el estudio a través del esquema-resumen. Para memorizar es necesario estar despejado, no puede hacerse con sueño o en el último momento.
Se trata de leer y comprender el esquema para a continuación reproducirlo mentalmente con el esquema tapado. Se repetirá esta operación hasta que se aprenda el contenido, siempre comprendiendo.

Repaso: es un aspecto fundamental. Se deberá ir haciendo conforme se va memorizando, pues contenidos memorizados son contenidos que necesitan repasarse para poder interiorizarse y fi jarse por completo en nuestra memoria. Será necesario hacer varios repasos y el último de ellos no tiene por qué ser muy intenso, siempre y cuando se hayan seguido el resto de pasos.

Tomar Apuntes Correctamente : un aspecto que será necesario aprender, especialmente en la Etapa de Secundaria.
Unos buenos apuntes serán aquellos que seleccionan los aspectos claves e ideas fundamentales mediante una copia esquemática que capte la estructura lógica. Predomina la calidad sobre la cantidad.
Será necesario organizar, revisar y clasificar los apuntes el mismo día en que se toman, para poder ir elaborando un esquema-resumen de los mismos y luego poder ir realizando los pasos siguientes (memorización y repaso).

Estas son sólo algunas estrategias en la próxima agregaré otras y finalmente tú decides cuál se adapta mas a la forma en que aprendes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario