domingo, 3 de junio de 2012

FUERZA DE LOS ÁCIDOS Y LAS BASES

Un ácido fuerte es aquel que se disocia completamente en el agua, es decir, aporta iones H+ pero no los recoge. El ejemplo anterior (ácido clorhídrico) es un ácido fuerte. Otros son el ácido sulfúrico o el ácido nítrico, para estos ácidos el pH de una disolución con 0,1 mol de ácido por litro (0,05 mol/L en el caso del ácido sulfúrico que libera 2 protones) será de un cifra en torno a 1. Un ácido débil aporta iones H+ al medio, pero también es capaz de aceptarlos, formando un equilibrio ácido-base. La mayoría de los ácidos orgánicos son de este tipo, y también algunas sales, como el fosfato de amonio ((NH4)H2PO4). HAc <=> H+ + Ac- (en disolución acuosa) En este caso (HAc equivale a ácido acético) la doble flecha indica el equilibrio. En relación al pH para estos ácidos se generan valores entre 4 y 7 para disoluciones con las mismas concentraciones que en el caso anterior. Una base fuerte es la que se disocia completamente en el agua, es decir, aporta el máximo número de iones OH-. El ejemplo anterior (hidróxido potásico) es de una base fuerte. Una base débil también aporta iones OH- al medio, pero está en equilibrio el número de moléculas disociadas con las que no lo están. Al(OH)3 ←→ 3 OH- + Al+ En este caso, el hidróxido de aluminio está en equilibrio (descomponiéndose y formándose) con los iones que genera. Ácidos y bases fuertes comunes Ácidos fuertes: HCl ácido clórihidico HNO 3 ácido nítrico H 2 SO 4 ácido sulfúrico Ácidos débiles H2CO3----------Ácido carbónico H2S-------------Ácido sulfúrico HBrO----------Ácido hipobromoso Bases fuertes: NaOH hidróxido de sodio KOH hidróxido de potasio Ca(OH) 2 hidróxido de calcio bases débiles NH4OH----------Hidróxido de amonio N2H4--------------Hidracina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada