jueves, 27 de diciembre de 2012

EL PERDÓN

En  estos tiempos donde acaba de pasar la navidad y esta próximo fin de año, creo es el momeno preciso de reflexionar de todo lo vivido durante este año, de reconsiderar cosas que hicimos mal y a quienes de alguna manera lastimamos o nos lastimaron, es momento de pedir disculpas o perdonar.
 
¿QUÉ ES EL PERDÓN?

Perdonar no es justificar ni liberar al otro de culpa y cargo. Perdonar significa liberarse de todos esos sentimiento o emociones negativas que nos perjudican. Perdonar es la acción de transmutar todos esos sentimientos o emociones negativas que tenemos hacia alguien, que "nos dañó o perjudicó", en sentimientos de Amor.


El Perdón es la Ley del Amor. Perdonar significa sentirnos perfectos hijos de Dios y adquirir la capacidad de ver en cada ser humano, a la Divinidad.
El Perdón es una expansión de la conciencia. El Perdón es la evolución y madurez del alma.

"EL RENCOR ES LA INMADUREZ DEL ALMA"

Puedes perdonar?
Puedes perdonar al hijo desagradecido, al amigo que traiciona la confianza, al vecino que desparrama chismes dañinos?,Pueden perdonarse los esposos, que se critican constantemente el uno al otro frente a los demás?

Perdonar no es fácil, pero con Dios nada es imposible y Perdonar es "dar cuando uno todavía está lastimado, y sangrando por dentro". "Enfrentar los sentimientos heridos, ayuda mucho nuestro crecimiento psicológico - emocional y espiritual, confiando en el Padre del cielo y en su misericordia: "Perdónanos señor, como perdonamos a todos los que nos han ofendido". Así serás bendecido con el don del perdón". Tantas veces perdónes en la tierra, es la medida en que serás perdonado en el Reino de los Cielos. Recordar es volver a vivir y olvidar es recordar sin sentir.




"Perdóna hasta que te duela".

5 claves para el perdón:

1. Hacer un examen conciencia: Requiere recordar y analizar quién fue el agresor y por qué. Enfrentar el problema emocional y psicólogicamente sin desesperarse, con paciencia y calma en la meditación acompañada en la contemplación de los hechos en forma positiva .

2. Validar el acto: Consiste en conversar con una persona de confianza, objetiva, capaz de escuchar,analizar la situación y dar un buen consejo. De preferencia se debe recurrir a un profesional y consejero espiritual.

3. Compasión y misericordia: Significa esforzarse para ver al agresor como un ser humano desdichado, tratar de entender y analizar que lo llevó a causar el daño.
Tener misericordia con la persona que nos ofendió, se alcanza cuando contemplamos al individuo y comprendemos que trae heridas desde su niñez que no ha superado por resentimientos del pasado.

4. Humildad: Es necesario eliminar el orgullo que actúa como una barrera antes de ceder el perdón
. Este muro invisible es el que endurece el corazón y hay que eliminarlo con ejercicios espirituales,como la meditación, reflexión y oración para que se transforme en una sincera humildad que trae la paz al corazón.

5. Perdonarse a sí mismo: Significa reflexionar sobre los errores propios, ya se hayan cometido consciente o inconscientemente, reconocerlos, corregirlos y superarlos. Este acto debe corresponder a un proceso de aceptación de sí mismo, aumentando en virtudes y alimentando el infinito estado espiritual.


Imagen

Neil T. Anderson, en su libro Victoria sobre la oscuridad, nos propone doce pasos para perdonar:

1.-Apunte en una hoja de papel los nombres de quienes lo han ofendido y los motivos por lo que lo han hecho.
2.-Apunte lo que siente por ellos, enfrente el dolor y el odio.
3.-Reconozca la importancia de la muerte de Jesús en la cruz.
4.-Decida aguantar la carga de los pecados de cada persona, es decir, no tome represalias contra ella.
5.-Decídase a perdonar: libere a la persona.
6.-Lleve su lista a Dios y ore de la siguiente manera: Perdono a ... por ...
Destruya la lista, que eso quede sólo entre Dios y usted.
7.-No espere que su perdón haga mejor a la otra persona, perdónela simplemente.
8.-Intente comprender a las personas que
ha perdonado, ellas también son víctimas.
9.-Espere resultados positivos en usted al perdonar.
10.-Agradezca a Dios las lecciones que ha aprendido.
11.-Y reconozca su culpa por las ofensas que ha sufrido.
12.-El perdón pone a prueba nuestra condición de cristianos y de hombres y mujeres de fe, pues implica liberarnos de las ofensas y los daños que otras personas nos han hecho.
 
El perdón, el olvido y el arrepentimiento son imprescindibles para una verdadera sanación emocional.
Bueno amigos se que es díficil perdonar a quien nos h hecho daño pero nos libera y si por el contrario,nosotros somos los agresores tomemos la iniciativa y pidamos disculpas y seamos perdonados y asi tener paz espitual .

No hay comentarios:

Publicar un comentario